Botella vs. Lata: ¿Hay un envase ideal?

Botella vs. Lata: ¿Hay un envase ideal?

Mucho se discute sobre  cuál es el mejor envase para tomar cerveza. Sin embargo, cada uno tiene sus particularidades y aportan diferentes características a la conservación y disfrute de la cerveza. 

¿Cuál mantiene más fría tu cerveza o qué envase conserva mejor su sabor?Desde Goye indagamos algunos  pros y contras de la cerveza en lata o en botella y te los compartimos para que saques  tus propias conclusiones. 

Dime cómo conservas y te diré qué envase eres
La conservación de la cerveza es uno de los puntos que ha fomentado la grieta sobre los envases. 

La importancia de la tapa
Una de las grandes bondades del embotellado es que la tapa sellada mantiene la bebida libre de oxígeno y la conserva lista para tomar durante muchísimo tiempo.  Una cerveza en botella dura de 6 a 8 meses y puede tomarse sin que pierda propiedades de su sabor. Si está fría durante ese tiempo, aún mejor. 

Como si estuviera en el barril
La lata, a diferencia de la botella, le da a la cerveza una protección parecida a la que mantiene en el barril. Una ventaja en relación a la botella es que el aluminio evita que atraviese la luz a la bebida.  La lata, al igual que la botella, puede conservarse unos 8 meses sin problema. 

La fecha de vencimiento
En ambos casos siempre, si bien la cerveza no tiene caducidad, vas  a encontrar una fecha de vencimiento. Generalmente, esa fecha,  está relacionada con el tiempo que el fabricante considera que la bebida va a tener  su  mejor performance de sabor. 

Comodidad y frescura dos puntos claves
Otros dos ejes que enfrentan a los envases de cerveza es la comodidad de cada  uno a la hora de tomar y cómo mantienen el frío.

Comodidad vs. practicidad
Si bien la botella tiene la característica de ser más fácil de agarrar y  también más indulgente a la hora de la toma,  la lata tiene la ventaja  de que es más fácil de abrir y también de transportar. 

La frescura, lo que todos buscan
Sabemos que uno de los puntos  más importantes de la cerveza es que esté siempre bien fría. En este caso, está comprobado, que la botella y la lata conservan casi de igual manera el frío de tu cerveza. Si bien la lata se enfría más rápido,  la botella se mantiene fría por más tiempo cuando ya está en tu mano. 

El sabor no se negocia
El sabor es tal vez el punto más álgido en esta discusión. ¿La botella lo mantiene mejor?, ¿lo altera el aluminio de la lata? 

Del barril a chop
Si bien cualquier amante de la cerveza te va a decir que la mejor forma de tomarla es servida desde el barril, o tal vez tirada en algún bar, al consumo masivo no le queda más opción que elegir entre la la botella o la lata.

Del mito a la ciencia
Existen algunos mitos de que el vidrio conserva mejores los sabores, tanto en la cerveza como en otras bebidas. Sin embargo, un estudio científico reciente hizo algunas pruebas y la conclusión es que el envase le dará mejor o peor performance al sabor, de acuerdo al estilo de la cerveza.

Un bonus track, la sustentabilidad
Si llegaste hasta acá y todavía no sabés bien de qué lado estás, entre los pro y contras de la cerveza en botella o en lata,  la sustentabilidad no se queda afuera de la contienda. Tanto el aluminio de las latas, como el vidrio de las botellas, son productos reutilizables. 

Envase retornable
En el caso de las botellas muchas marcas usan la retornabilidad del envase para volver a embotellar. 

El reciclaje del aluminio
Cada vez es más común ver al final de recitales o de eventos personas juntando los desechos de las latas. Es que el aluminio se puede compactar y volver a utilizar en cualquier otro producto.

En definitiva, cada envase tiene su seducción. La clave está en elegir una buena cerveza, mantenerla fría  y compartirla con los amigos y la familia.